Duelo privado de derechos

El otro día, gracias a @optionb, aprendí un término nuevo: "Disenfranchised grief", que sería algo así como "dolor sin derechos" o "dolor/duelo privado de sus derechos". Alude a todas esas formas de dolor que se viven en silencio, en soledad, porque la sociedad no las reconoce como tales. Es un tipo de dolor que, en general, es minimizado por los otros, lo cual hace que sea particularmente difícil poder procesarlo y trabajarlo. El concepto fue acuñado por el doctor Kenneth Dona en 1989 para dar visibilidad a este dolor que los demás no parecen comprender y que, en consecuencia, quien lo porta, no se siente habilitado a atravesar. El dolor sin derechos tiende a manifestarse de cinco formas:

-relaciones no reconocidas -pérdidas que se consideran "menos significativas" -dolor rodeado de estigmas -exclusión de un duelo -dolor que no está alineado con las normas de la sociedad.

Algunos ejemplos: muertes de mascotas, pérdida de embarazo, romper con un noviazgo incipiente o una amistad, peleas con algún familiar, experimentar infertilidad, expatriación. Estemos atentos, quizás alguien de nuestro entorno esté atravesando algo así. Ofrezcamos nuestra empatía, nuestro hombro y escucha amorosa. No hay un dolor más o menos válido que el otro. Y apuesto a que, a raíz de la pandemia, muchos estuvieron atravesando duelos y dolores que sería importante reconocer; tiempo perdido con los nietos, planes personales o laborales cancelados, festejos -no solo casamientos- postergados. Merecemos poder afligirnos sin sentir culpa porque "hay gente peor que uno y entonces no me puedo quejar".

"El dolor, aprendí, en el fondo es amor. Es todo el amor que queremos dar, pero no podemos" - Jamie Anderson.