The Lost and Found Bookshop de Susan Wiggs

La vida siempre encuentra una forma de ser más bella que trágica, o algo así dice el pediatra en un capítulo de This Is Us. Y algo así parece que quiso expresar Susan Wiggs también, con esta novela entrañable.

Quizás demasiado bella, se podría objetar; es que, sin caer en spoilers, el final de la obra tal vez sea un poco edulcorado. Y tal vez hayan sido las últimas 50 páginas (de las 350 y pico que tiene mi edición) las que disfruté menos, por cómo la autora se atolondró en dar cierre a la historia. Durante el resto, leí acobijada, taza en mano, disfrutando de la trama y de sus personajes (especialmente de la niña Dorothy y el anciano Grandy).

Entonces, aunque el final me haya decepcionado un poco, no dejo de recomendarte The Lost And Found Bookshop. Es una novela que tiene muchos de los elementos que me gustan y en algunos detalles vi semejanzas con El libro más lindo del mundo; especialmente, el amor hacia los librerías, hacia los títulos allí alojados y hacia los libreros, "proveedores de sueños", tal como se los considera en estas páginas.