Columna de Delfina de Achaval - agosto

¡Hola, a todas! Qué alegría me da formar parte de este nuevo espacio de Rosie con reflexiones sobre vínculos, parejas, amor ¡y mucho más!


Este mes quiero reflexionar sobre la importancia de lograr espacios de INTIMIDAD y EROTISMO en nuestra pareja, y con nosotros/as mismos ¡incluso a prueba de hijos pequeños, cuarentenas y pandemias! 🤪 He escuchado varias veces a las parejas que atiendo en mi consultorio decir “No estamos unidos; nunca hablamos”. Y eso me ha llevado a pensar que la intimidad pasó a ser algo muy “hablado”. Y nos olvidamos de un factor clave para la intimidad: el CONTACTO FÍSICO. Muchas veces nos olvidamos de tocarnos, abrazarnos, darnos la mano un rato. Bailar un lento juntos, un abrazo fuerte entre nuestra vida diaria ajetreada, o simplemente HACER algo por el otro nos llevan a la conexión y cercanía. Sean creativos en lograr junto a sus parejas ese equilibrio tan sutil entre las charlas y el contacto físico, y observen cómo están, si están muy desbalanceados para un lado o para el otro. Busquen la resonancia y sincronización como una pareja de baile. A veces las emociones se expresan mediante el diálogo; pero otras veces, no.


Por otra parte, la realidad de que estamos todos tan obsesionados con esto de “aplanar la curva” de la pandemia, muchas veces caemos en terminar aplanando TODO en nuestra vida 😆. Y sí, es la realidad, últimamente muchos de nosotros nos hemos sentido con falta de energía, conexión, espontaneidad, diversión. ¡Podríamos decir que nos faltó VIBRAR! Nos está faltando EROTISMO 🔥. Pero cuando hablo de lo erótico, no se refiero únicamente a lo sexual. El acto sexual es necesario, pero no suficiente, para vivir con más erotismo y sensualidad en nuestra vida. De hecho, podemos tener sexo sin erotismo, en piloto automático. Pero ese es otro tema. Igualmente, antes de irnos por las ramas les digo de yapa, si empiezan a vibrar con sensualidad y erotismo en otros aspectos de su vida, ¡les aseguro que su sexualidad va a ser MUCHO más plena! El erotismo, en el sentido que les comparto hoy, tiene que ver con aquello que nos conecta con la VITALIDAD, CURIOSIDAD y ESPONTANEIDAD. Es decir, aquello que nos hace VIBRAR ✨ y nos genera ENDORFINAS. En lo cotidiano, las cosas que me hacen vibrar son esa caricia inesperada, el abrazo de mis amigos que no veo hace tiempo, viajar a algún que no conozco, una carcajada que comparto con un desconocido en la calle, cantar ese tema que me ENCANTA en el auto. Tal vez muchas de estas cosas no podemos hacerlas ahora. De un día para el otro, estos pequeños rituales fueron reemplazados por incertidumbre y miedo. Pero NECESITAMOS volver a recuperar nuestra energía, nuestra VIBRA, ir más “sensuales” por la vida. Como digo siempre, con un espíritu lúdico, más allá de todas las preocupaciones lógicas que estamos viviendo. Y aunque haya mucho de eso que no podamos hacer ahora, ¡siempre está nuestra FANTASÍA, que nos ayuda a crearlas y disfrutarlas en nuestra mente!


¿Qué les parece? Espero que les haya gustado!


Abrazo fuerte,


Delfina


PD: Para terminar, les regalo esta cita de Brené Brown: "Amor e integración son necesidades básicas de los seres humanos. Estamos diseñados para estar conectados, que es lo que le da sentido y propósito a nuestra vida. La ausencia de amor, integración y conexión siempre conduce al sufrimiento".