All The Light We Cannot See de Anthony Doerr


A raíz de mi viaje a St. Malo, una de ustedes me recomendó leer La luz que no puedes ver (All The Light We Cannot See), que transcurre entre esta ciudad bretona, Alemania y París.

Se trata de un novelón de Anthony Doerr que recorre historias paralelas, meticulosamente construidas e intercaladas. Por un lado, la de Marie Laure, una niña ciega francesa y, por el otro, la de Werner, un chico alemán.

La obra ganó un Pulitzer por ser considerada “una novela imaginativa e intrincada sobre los horrores de la Segunda Guerra Mundial, escrita en capítulos breves y elegantes que exploran la naturaleza humana y el poder contradictorio de la tecnología”. Además, te cuento que en breve será adaptada a una serie de Netflix.

Si bien la trama es muy fuerte, resulta magnética. De acuerdo al autor, esto se debe a que las historias sobre carencia y escasez nos atraen porque nos recuerdan todas las bendiciones que tenemos; sea una escasez de comida y materiales o de libertad, una forma de estar seguros de que no damos a nuestras vidas por sentado es leyendo narraciones de tiempos en que esas libertades eran restringidas.

Pero, ¿otra historia más sobre la Segunda Guerra Mundial? ¿Acaso ya no hay miles publicadas?, podríamos objetar; lo cierto es que este período de la humanidad esconde miles de millones de relatos que son invisibles para nosotros, que siguen estando escondidos y que nos interpelan hasta hoy: la historia de tantos niños que vivieron la guerra, por ejemplo. Como bien explica Doerr, el título alude, en parte, a esto: a que vemos solamente una pequeña porción de la realidad.

All The Light We Cannot See te va a emocionar y cautivar con la belleza de su prosa; no lo vas a querer terminar de leer, pero tampoco lo vas a poder soltar.

Si lo leíste, contame qué te pareció y, si no, espero haberte intrigado.

PD antes de que me preguntes por la belleza de mi sweater, te cuento que es de @mariacrimella