Si estás enamorada, no te cases


Chan. Frase polémica si las hay, pero paso a ponerlos en contexto. Se la escuché a Nilda Chiaraviglio en el podcast de @seregalandudas. Alude a que el enamoramiento, por definición, siempre se acaba, y es ahí cuando realmente empezás a ver al otro.

En cambio, el enamoramiento, explica la psicóloga, tiene poco que ver con el otro, y es de vos con vos mismo, es un proceso narcisista, al menos para muchos autores. Cuando te enamorás en verdad lo hacés de vos, de que estás sacando lo más luminoso y hermoso de vos mismo.

Entonces… si todavía estás en esta etapa, en la de las mariposas y las flores y corazones y demás, tal vez lo más prudente sea esperar un poco antes de dar el sí. Porque, agrega la especialista en parejas, amor es trabajo. Amar es un verbo. Es hacer cosas por el otro.

¿Qué hacés vos cuando decís que amás?