¿Conocías el breadcrumbing?


Con esta palabra del día introducimos un concepto inglés que resume una actitud propia de muchos narcicistas. Me refiero a aquellos que, aun sabiendo que no quieren nada con vos, te hacen creer que tienen un interés real. Pero no llegan a comprometerse tanto como para que no haya dudas de esto, sino que te dan migajas, o "breadcrumbs" en inglés, esparcidas esporádicamente, como para no perder tu atención.

Y por migajas me refiero a, por ejemplo, contestar tus mensajes lo justo y necesario, sin llegar a mantener una conversación profunda o real; decirte de verse y después cancelar (cuando querés darte cuenta se vieron solamente una vez en un mes); mandarte mensajes por redes sociales en horarios tardíos, generalmente estando borracho/a, pero sin llegar a concretar el encuentro; si le hablás de planes futuros, no te dice que no, pero es vago o inconcluso, usa frases como "dale, otro día" y te acusa de intensa, dramática, si le hacés algún planteo respecto a en qué situación están.

La idea es mantenerte enganchada, que pienses que no está todo perdido, que tengas esperanzas de un futuro, cuando no las hay.

Y quizás quieras preguntarme: ¿cómo puede ser que alguien haga algo así? Bueno, querida, motivos hay varios; para alimentar su ego o narcicismo, por aburrimiento, porque está tanteando qué tanto le gustás mientras evalúa a otros/as también, y así.